PASIÓN A HOMBROS Y LLEVADA EN VOLANDAS POR FRANCISCO JAVIER SEGURA

Bajo el título del Congreso Nacional Cofrade, el pregonero exaltador del Costalero, Francisco Javier Segura Márquez (quien fuera pregonero de la Semana Santa de Sevilla en 2013), ha mecido sus palabras a ritmo trepidante y evocaciones de pasajes emblemáticos de la Semana Santa de Morón, Osuna, Écija, Sevilla y Marchena, con delirante final en el que el pueblo, al paso de la Virgen por el Arco del Tiro, la retiene y se hace costalero, porque la Soledad "cantaora y también costalera, por siempre, siempre, siempre se queda en Marchena". El alcalde de Marchena, Juan Antonio Zambrano, consideró "un éxito" el Congreso Pasión a Hombros y reiteró que se seguirá celebrando.

Fuente: La Voz de Marchena 

Antonio Romero Pintado, ex capataz de la Virgen de la Piedad, presentó al pregonero, además del más joven de la historia de la Semana Santa de Sevilla, que la dijo con 27 años en 2013, que también lo fue del Pregón de las Glorias en la capital hispalense en 2009, repasando su extenso curriculum como hermano de numerosas cofradías, entre ellas la Divina Pastora y Santa Marina, así como otras del Viso del Alcor, Granada, filiales de la Virgen de la Cabeza y de Guadalupe, su labor en cursos de formación de la Iglesia y publicaciones e investigaciones para boletines cofrades...

"Cargado de palabras vengo, esclavo de lo que digo soy...", caminando con alegría y pasión, pero con paso racheado cuando el capataz lo mande, "lleno de Pasión a Hombros", dijo llegar a Marchena, Francisco Javier Segura.

El Exaltador del Costalero, apasionado en la disertación de la Pasión de Cristo: "dejaba limpia las almas, maniatado como un preso....juzgado como calaña....vestido en su desnudez con Clámide morada...", y reseñando escenas de la Pasión como el reflejo de su rostro en el paño de la Verónica, el cirinero que le tiende la mano y las caídas que le aguardan, y la "Pasión a Hombros y dolor" de la Virgen "en soledad", sus angustias, quebrantos y esperanzas, por todo eso, se declaró "costalero, portador del llanto en andas...te ofreceré mis fuerzas y mis pisadas para que subas conmigo al Calvario, Reina de tantos pueblos que te rezan y te alaban...el Gólgota fue costalero y peana de tu dolor y de toda esperanza".

La pasión a hombros la llevan en cada pueblo de forma distinta y entre las personas, también quienes no se pueden levantar, indicó Segura, que tras reflejar su espíritu de costalero por plazas, torres, conventos...exclamó "¡Marchena, aquí tenéis mis hombros para llevarla!".


Destacando que los pueblos hayan hecho de las imágenes religiosas "verdaderos instrumentos de salvación", dejó pinceladas de vivir la Semana Santa "cangrejeando", alrededor y detrás y delante del paso y comenzó por Morón de la Frontera, pueblo de su familia, de sus raíces que no olvida, de Loreto, la Esperanza, Jesús Nazareno, Santo Entierro, de "la mirada elevada" de la Virgen de la Amargura, mirada elevada al cielo buscando razones de la causa de "tanto peso" de esa Pasión a Hombros, que como Jesús, carga el costalero.

Con este mensaje, de que "el dolor es costalero" y recorriendo los palos de los pasos y los resplandores de noches de estrellas, reflejos de candelería y todo el paisaje que ve, y sobre todo siente el costalero, Segura manifestó que "arriba está la respuesta" a ese dolor y a ese esfuerzo y dedicó sus palabras a los que sufren y a los que ya se rindieron, en ese pueblo de Morón "costalero de su pena, que jamás te abandona Amargura, Amargura costalera de una cruz en la que viene Cristo abierto, de una muerte que no entiende y que da un vuelco a tu vida y a tu alma...corriente de la tristeza, sigue siendo costalera, va mirando hacia el cielo", reflejó sobre la pasión y el costal de la Virgen de la Amargura.

Tras pararse a explicar como un costalero toca cielo y suelo en su procesional desfile, especialmente sabe tocar suelo cuando en Osuna sale Jesús El Caído, y se dirige hacia el Gólgota que en este pueblo es la Colegiata, camino al que sube la Pasión desde todas las iglesias...y tras repasar varias Imágenes llega a la de Jesús El Caído que "nos representa hundidos bajo el peso de la vida que no nos permite cumplir nuestros sueños, ¡quién no ha vivido alguna vez sufriendo como Jesús El Caído, quién no ha trabajado lejos de su tierra o estando cerca lo hunden los horarios y los ritmos, quién no tropezó cansadísimo y en el suelo sus lamentos quedaron como crucifijos!", expresó.

El pregonero hizo guiño al costalero que forma parte de la cuadrilla en una etapa de retiro de su vida donde le han dejado los amigos, a quien confió en el capataz y se vio vendido, a quién se siente en peligro en la vida por una enfermedad, o por una mala aventura o por algún castigo, al que habiendo sido ya costalero, por mandato médico llama a su capataz y le dice "entre quejíos, ya este año no puede ser, no cuentes conmigo quillo", y reiterando apasionadamente "¡quién no ha vivido alguna vez como vive sufriendo Jesús El Caído, que va "erguido, herido por peñascos en los que rinde suspiros, caído como quien lucha y no encuentra su camino", y dejando de relieve esa "fortaleza que le viene de alto y que hace que cualquier frontera física y de la existencia humana parezca difuminarse", al paso de Jesús El Caído.

"Paisajes de estrellas en torres de su geografía" pueblan Écija, con las cofradías de San Gil, Confalón, Nazareno...esa Écija de costal "generoso" bajo la expresión de Jesús Sin Soga, pues relató Francisco Javier Segura la leyenda del zapatero, que jugándose su hacienda en Casinos, la perdió, rezó con tal fuerza a esta imagen, que le convirtió en oro el cordón que llevaba para que lo vendiera, reincidiendo de nuevo este hombre humilde y pobre en sus errores, y uniéndolo a ese costalero de hoy en día que "presta el costal, anuda la faja" y en definitiva es compañero, también colaborando en ayuda al que más lo necesita con actividades benéficas como huchas, partidos de fútbol sala, recogidas de alimentos, de juguetes para entregar a los niños en Reyes Magos...: "Aquel Cristo se desfajó y le entregó su amor pasional", reiteró, cantando al Cristo sin Soga por "dar lo que das generosamente dándolo", poniendo de relieve sentimientos costaleros paralelos como poner la mano en el hombro del compañero mientras se camina, entre otros.

Antes de llegar a Marchena, paró en Sevilla, significando que nuestra localidad es ciudad de origen de un gran número de costaleros por toda la geografía española y haciendo gala del "sentimiento que no puede resumirse ni esquematizarse" y que siente en sus carnes un costalero, la "confianza en la maniobra perfecta" del capataz, la capacidad de "arrancar un olé y que se pare la música", la belleza de San Gonzalo caminando por encima del puente, la elegancia y seriedad en el andar de Santa Marta, el paso "racheado y admirable" de Jesús del Gran Poder, las "cornetas, tambores y palilleras que resuenan cuando San Gonzalo cruza el Postigo...", el amor que le da la gente a los pasos y el cariño al costalero como el padre que quiere a un hijo, los colores, cirios y estrellas que acompañan la "gracia y señorío" del paso de San Gonzalo en Lunes Santo, "y en quejíos la saeta le responde a Caifás...el mal nacido", concluyó, citando numerosos pasajes más de la Semana Santa sevillana de por medio.

"Vengo a encontrarme contigo Marchena", prosiguió. "tú, Marchena de grandes tierras, de cante jondo, de luz del Corpus, de Zurbaranes y Coullaut Valera, que estando tan cerca vives la Semana Santa de una forma tan personal, que no puede compararse con ninguna otra".

Francisco Javier Segura resaltó que "el costalero es pieza fundamental e imprescindible, que no debe cuestionarse, tal como es, lo queremos", y después de un guiño a todas nuestras procesiones desde Domingo de Ramos a Viernes Santo, se paró en el Sábado, en el epílogo, pero la multitud "no la deja entrar ni que atraviese la puerta, por tu corazón de gargantas, calles y fachadas, no la deja entrar por el tiro de viejas piedras", manifestando sobre la Virgen que "entre más sola se quiere quedar, más te pide la gente que te quedes, para aliviarte a llevar tu condena", e incluso cantó la saeta el pregonero de "va la Soledad llorando, con su negra penitencia.." haciendo ver este arte saetero como "forma peculiar de enfrentar el dolor y la pasión, y a los hombros te lo echan....tú le dices que se salgan, que la dejes, que quieres llevarla tú para poder cantar saeta los luceros que la observan y al cansancio te enfrentas por saeteras moleeras"...expresó poniendo de manifiesto la fuerza costalera de la voluntad del pueblo en esa parte final del recorrido.

"Marchena toma el relevo, es pasión a hombros, vive de la penitencia y en gloria la piropea...guapa, guapa y guapa..Soledad es barco en la marea tornada tempestad, en saetera tormenta, que saeta le pone a las flores, a su flor más bella...que la sostiene y en pasion a hombros hace, que Marchena sea costalera, que se miren los costaleros en tu espejo, que vean como en Marchena se lleva a la Soledad, la Soledad siempre, siempre se queda, cantaora y también costalera, por siempre mentora de amores para la Virgen más bella, en tu cante y en tus hombros, viene la Cernicalera, y vuelve a Santa María, por la pasión de Marchena. He dicho".

La atronadora ovación del público presente (lo cierto es que el porcentaje de asistentes respecto a los inscritos totales fue muy pobre), dio paso a la clausura del Congreso, tomando la palabra José Manuel Sevillano, presidente del Comité Organizador, que deseó a los congresistas que se hayan sentido bien acogidos en Marchena y a los pueblos presentes que las actividades conjuntas realizadas sean sólo el inicio de nuevos proyectos futuros: "Cada uno tendrá su valoración, pero creo que se han cumplido los objetivos y que ha sido un Congreso muy digno e interesante, espero que de vuelta a casa os llevéis un abrazo cariñoso de Marchena, tenéis las puertas abiertas", concluyó, agradeciendo a todos su aportación.


El alcalde de Marchena, Juan Antonio Zambrano, que calificó de "impresionante" el Pregón de Exaltación del Costalero, ensalzando su "riqueza poética", se mostró "orgulloso" de quienes componen el Comité Organizador y de todos los que han colaborado "para que sea un éxito, porque se han cuidado hasta los más mínimos detalles".

Asimismo, se abrió a que más municipios se puedan incorporar y señaló que "los sueños se cumplen siempre que las personas no lo abandonen, y mi sueño es continuar trabajando con ustedes para que se celebre un nuevo Congreso Pasión a Hombros, y que sigamos unidos en el futuro con valentía y la mirada al frente, que vengan gente de Tarragona y te animen es un orgullo, me voy muy satisfecho del Congreso y firme en la apuesta por el turismo cultural y patrimonial", concluyó.